Fiabilidad

Cuando tenemos ya un sitio en funcionamiento no se acaba el trabajo del alojamiento. Las máquinas pueden fallar, y fallan, por lo que hemos de disponer de métodos para comprobar que está funcionando además de un sistema de copias de seguridad.

Copia de seguridad

WordPress no incorpora por defecto ningún tipo de sistema de copia de seguridad automática, por lo que has de depender de una herramienta de terceros para ello.

A la hora de realizar una copia de seguridad has de tener presente que WordPress está compuesto de dos elementos completamente diferenciados: los ficheros y los datos. La parte de ficheros se encuentra almacenada en tu servidor, y se puede acceder por FTP o cualquier otro método, y los datos se encuentran almacenados en la base de datos. Esto significa que a la hora de hacer una copia de seguridad has de hacerlo de las dos partes, ya que una no funciona sin la otra.

Dónde hacer copias

A la hora de hacer copias de seguridad hay muchos métodos para ello. La primera es la del propio servidor del alojamiento. Normalmente los propios proveedores ofrecen la posibilidad de hacer una copia de todos los contenidos alojados en la máquina. En general estas copias se realizan externamente en un servidor específico de copias de seguridad. En este caso debes conocer su funcionamiento a la hora tanto de ver cómo y cuándo se realizan, como la forma de restaurar la copia, si puede ser parcial, total, y si tienes acceso a los datos de una forma sencilla.

Una segunda forma es manual, a través del sistema operativo, de forma que te montes un sistema que haga una copia de todos los ficheros (por ejemplo en un ZIP) y por otro lado hacer un dump de la base de datos para obtener una copia del fichero SQL con todos los datos.

Para acabar, y lo más habitual (además de lo que nos pueda proporcionar el proveedor) es disponer de un plugin de copias de seguridad. Plugins hay muchos y en general te recomendamos que pruebes varios hasta que des con el que se adapte a tus necesidades. No es lo mismo hacer una copia de seguridad de un sitio pequeño (200 MB) que hacer uno grande (5 GB). Los tiempos de respuesta y el rendimiento del servidor podrían hacer que el sistema se sature y no se realicen las copias, por lo que te recomendamos que pruebes los distintos sistemas hasta encontrar con el que funcione mejor.

Además, también es importante que cuando hagas copias de seguridad se almacenen en al menos dos lugares distintos. Una suele ser el propio servidor donde está el sitio web. A veces el sitio se corrompe pero no afecta a la máquina, por lo que tener los ficheros de forma cercana y a disposición rápida suele ser de gran ayuda. El otro caso es el de tenerlos fuera del servidor, en un lugar externo, e incluso fuera de la misma red o proveedor o país. El hecho de que esté en otro lugar distinto permitiría que aunque ese proveedor tuviera un grave problema (y por ejemplo no tuvieras posibilidad de acceder a él) pudieras restaurar tu sitio desde un lugar externo.

Cuándo hacer copias

Copias puedes hacer todas las que quieras, aunque con moderación, como todo. En general dependerá de cuántos cambios hagas en tu sitio web y con cuánta frecuencia para determinar cuántos datos estás dispuesto a perder en un caso extremo.

Por ejemplo, si tienes un sitio en el que publicas un contenido cada semana, y tus visitantes van publicando algunos comentarios, probablemente una copia de seguridad diaria sea suficiente.

En cambio, si por ejemplo eres un medio de comunicación que publica un centenar de artículos de forma diaria y hay mucha interacción, lo más probable es que quieras hacer una copia cada pocas horas.

En cualquier caso, lo recomendable es al menos tener una copia diaria durante una semana, y posteriormente almacenar una copia semanal al menos durante unos pocos meses. De esta forma te asegurarías disponer de copias que vayan entre 3 y 6 meses atrás. Una vez más, dependerá del tamaño y configuración de tu sitio.

Monitorización

Tener herramientas de monitorización va a permitirte comprobar si el sitio funciona correctamente, a muchos niveles distintos.

Tiempo de funcionamiento

Uno de los sistemas de monitorización básicos es el de saber que está activo el sitio, además de pequeños elementos de velocidad de carga o tiempos de respuesta. Habitualmente se utilizan servicios externos de ping que con cierta frecuencia llaman a tu sitio web y comprueban que funciona y está en línea, y si el acceso es rápido o lento. En caso de que haya algún problema, suele mandar algún tipo de aviso a modo de alerta.

Además, estos servicios suelen tener unos paneles en los que poder analizar de forma histórica esos tiempos y posibles caídas del servicio.

Rendimiento

En general la medición de estos datos suele hacerse de forma interna ya que afectan principalmente a los servicios que dispone de la máquina. Para que un WordPress funcione al menos necesitamos el servidor con su sistema operativo, el servidor web, el PHP y la base de datos. Además, podemos tener los sistemas de almacenamiento de caché. Pues el sistema de monitorización de rendimiento lo que analiza es todo esto.

Por ejemplo, algunos datos habituales del servidor y sistema operativo es la carga de CPU y de memoria, el ancho de banda consumido o el espacio y rendimiento del almacenamiento, en la parte del servidor web la cantidad de peticiones y respuestas válidas e invalidas que se devuelven, en el PHP el consumo de memoria y de ejecución y en la base de datos el tamaño, la cantidad de consultas y aquellas que son lentas.